trastornos alimentarios en adolescentes mascara 1

Trastornos alimentarios en adolescentes

Cuando hablamos de trastornos alimentarios o también llamados, alimenticios en adolescentes, debemos saber que la culpa debe quedar fuera de la ecuación. Los seres humanos tendemos a culparnos por absolutamente todo.

En muchas ocasiones pagamos nuestra culpa con la comida, con nuestra relación con la comida. Si eres padre o madre y estás leyendo esto, entiéndelo, tu hija/o no tiene la culpa de padecer un trastorno alimentario. Tu no tienes la culpa tampoco de que lo tenga. Si eres un adolescente o simplemente crees que puedes estar sufriendo un trastorno alimentario, tampoco tienes la culpa. Es más los trastornos alimenticios tienen causas múltiples.

Empecemos por ahí ¿vale? Fuera culpas, Hola soluciones y conocimiento. Más adelante, te contaré mi experiencia personal con mi propio trastorno alimentario y cómo lo controlé. Lo primero de todo…

¿Qué es un trastorno alimenticio?

Los trastornos alimentarios son problemas de salud mental. ¿Quiere decir esto que quién padece un problema con la comida está loca/o?  NO, para nada.

Es como hacerse un arañazo con la bici, pero por dentro. Lo que más se ve afectada es la percepción de la comida y sobre todo, de nosotros mismos. No nos vemos como realmente somos. Nos vemos de forma distorsionada, como cuando usamos uno de esos filtros tan graciosos de TikTok o Instagram. Las cantidades de comida que comemos, se ven alteradas. Tanto por aumentarlas en exceso como por no comer lo suficiente (lo adecuado para tu edad, peso y actividad física).

trastornos alimentarios en adolescentes imagen distorsionada 1

 

Los trastornos alimentarios son problemas médicos. No son un estilo de vida, ni algo que adoptamos porque nos hace gracia.

Afectan la capacidad de nuestro cuerpo para tener los nutrientes que necesitamos. Esto puede llevar a problemas de salud como enfermedades del corazón o del riñón, o incluso la muerte. Sin embargo, hay cura, podemos defendernos.

¿Qué trastornos alimentarios existen?

Hay muchos tipos de problemas alimenticios. Los más comunes son:

  • Atracones de comida: es decir, comer sin ningún control. Las personas con trastorno por atracón siguen comiendo incluso después de haberse llenado. A menudo, comen hasta que se sienten hinchados. Por lo general, los sentimientos de culpa, vergüenza y angustia les acompañan. Estos atracones pueden ser los causantes de una posterior obesidad o sobre peso. El trastorno por atracón es el trastorno alimentario más común de Estados Unidos.
  • Bulimia nerviosa: Las personas con bulimia tienen momentos de atracones. Pero luego se “limpian” provocándose el vómito o usando laxantes. También pueden hacer ejercicio excesivo o realizar ayuno. Podemos encontrar personas con bulimia nerviosa, que tengan poco peso, peso normal o sobrepeso.
  • Anorexia nerviosa: Las personas con anorexia nerviosa evitan comer. Restringen duramente los alimentos o comen muy poco. Suelen limitarse a comer sólo verduras, por ejemplo. La visión de una misma está distorsionada. Se ven con sobrepeso, incluso cuando están muy delgadas. La anorexia nerviosa es el menos común de los tres trastornos alimenticios, pero es el más grave, por lo general. Tiene el porcentaje más alto de mortalidad de todos los trastornos mentales.

Trastornos alimentarios en adolescentes

Los adolescentes presentan frecuentemente trastornos de la conducta alimentaria, de aprendizaje, depresión y conductas violentas, detectados tarde, en muchos casos.

Las preocupación sobre el peso, la apariencia física y la comida son de lo más normal. No te sientas un bicho raro,si te identificas con esto. Ocurre especialmente en chicas adolescentes (10-19 años (Organización Mundial de la Salud)).

Tener sobrepeso o ser obeso (un poco más de peso) puede ser problemático, sobre todo para tu salud. Normalmente, perder peso es fácil, simplemente empiezas a comer un poco más sano, hacer ejercicio y ¡pum! ¡magia! Suena fácil, pero puede hacerte falta ayuda de un nutricionista profesional para encontrar el camino correcto.
Si quieres estar más delgada, seguro que te has planteado cosas como saltarte comidas o no comer nada de hidratos de carbono, por ejemplo. No, no te estoy leyendo la mente, estoy leyendo la mía. Es lo primero que cualquiera intentaría hacer. Pero te diré, que ese, no es el camino que te va a salir más rentable a la hora de perder peso.

En algunos casos, la preocupación por el peso se convierte en obsesión. Esto puede convertirse en un trastorno alimentario grave.

trastornos alimenticios en adolescentes niña pijama 1

 

El IMC es tu aliado contra los TCA alimentarios

Ahora hablando en cristiano. El IMC (índice de masa corporal) es un indicador científico y real de tu peso (de si te sobra o falta). Este indicador no es lo único que debemos tener en cuenta, pero será tu primer paso. El IMC se calcula muy fácil, tu lo puedes hacer sin problemas y salir de dudas. 

IMC = peso(kg)/altura(m)^2

Esta va a ser tu arma secreta. El espejo o incluso tu mente, te pueden engañar, ¡el IMC no! Esto nos puede servir tanto para nosotros como para ayudar a nuestra amiga o hija. Cada vez que sufras inseguridad o alguien diga algo sobre tu peso (incluso tu misma). Pregúntale al IMC o pregúntale a tu nutricionista online gratis si lo prefieres. Ya nunca más estarás sola/o pensando que si tu peso es el adecuado o no. Ahora tienes una fórmula matemática muy simple que te puede ahorra muchos problemas. ¿Qué ironía no?

¿Cuándo necesitamos la ayuda de un profesional?

Cuando empiezas a ver a la comida como el enemigo. Cuando las comidas se te empiezan a hacer incómodas, por el mero hecho de comer. Tu médico habitual, puede aconsejarte a qué especialista debes acudir.

Lo ideal sería poder combinar la ayuda de un buen psicólogo especializado en trastornos alimentarios en adolescentes y un nutricionista. El apoyo familiar es una pieza clave del tratamiento y la recuperación.
Si el trastorno alimentario está relacionado con algún tipo de auto-daño físico es IMPORTANTE obtener ayuda rápido. Si no intervenimos a tiempo, hay riesgo de infertilidad, huesos frágiles (osteoporosis), pérdida o ralentización del crecimiento, e incluso, morir.

Conclusión

En ocasiones, podemos ser víctimas de trastornos alimentarios en adolescentes o en adultos. Estos trastornos psicológicos suelen aparecer con más frecuencias en bailarinas, modelos y deportistas de élite. ¿Tiene sentido no? Son los que más se preocupan por su estado físico. Yo mismo estuve al borde de sufrir uno de ellos, pero eso es algo que te contaré en otro post…

La cuestión está en que, si notamos que se nos está yendo de las manos, que nos preocupamos demasiado por la comida o nuestra imagen. Debemos pedir ayuda. No hay nada malo en ello. Siempre vas a tener a tus padres, a un profesor, a un buen amigo, o incluso a un nutricionista online cerca como yo que esté dispuesto a ayudarte.

No estás sola. tienes gente con la que puedes contar. Hay etapas en las que todo en nuestra vida está patas para arriba pero bueno, somos guerreros/as, hemos venido a eso, a dar batalla y ser felices.

Si quieres o crees que lo necesitas, puedes hacer un test sobre trastornos del comportamiento alimentario, es totalmente anónimo.

Fuentes de información:

SIGNOS DE ALERTA DE TRASTORNOS ALIMENTARIOS, DE DEPRESIÓN, DEL APRENDIZAJE Y CONDUCTAS VIOLENTAS ENTRE ADOLESCENTES DE CANTABRIA Horacio Paniagua Repetto (1) y Salvador García Calatayud (2) (1) Centro de Salud «Dávila». Santander. (2) Servicio de Pediatría. Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. Santander.

TRASTORNOS ALIMENTARIOS EN GENTE JOVEN, SEP (sociedad española de psiquiatría)

Medline Plus.gov Trastornos de la alimentación

 

Daniel Fresnillo Genafo

Tu nutricionista online

 

Posdata:
Descárgate ya la Lista de la Compra Saludable

VENTAJAS:

  • Mejorarás tu alimentación
  • Bajarás de peso
  • Fortalecerás tu salud
¡Ser un Nutri Hacker!
Consigue GRATIS la Lista de la Compra Saludable. ¡¡La herramienta definitiva que derrotará esas grasas reveldes!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
× Saber más